Federal Alliance of European Federalists

SOS EUROPE - UN LLAMAMIENTO A LA UNIDAD

POR EL ALMA DE EUROPA Y LA VIDA DE MILLONES DE EUROPEOS

Las decisiones críticas se toman en momentos críticos y cambian el curso de la historia. Pedimos que se dé un salto en la historia de Europa mediante la creación de una Federación Europea, inicialmente entre aquellos países y pueblos que actualmente no se encuentran bien atendidos por la Unión Europea en un momento de extrema necesidad. Queremos que el proyecto de unificación europea tenga éxito. Para ello, debe tener en cuenta los intereses y planteamientos de todos los países participantes. Si al menos 9 países de la UE se adhieren a la Federación, ésta podrá ser reconocida legalmente como una "forma de cooperación reforzada" en virtud del Tratado de Lisboa de la UE, creando así un núcleo federal dentro de la UE.

Otros idiomas

Italiano

Ελληνικά

Français

Português

English

Mientras la pandemia de Covid-19 sigue extendiéndose por todo el mundo, causando muertes y destrucción económica, también se libra otra batalla: una batalla por el alma de Europa.

En los países de la UE más afectados por la enfermedad se extiende la sensación de que la solidaridad y el liderazgo europeos son sólo palabras grandilocuentes que no se traducen en acciones concretas cuando más se necesitan. A pesar de algunas excepciones notables, lo cierto es que cada país ha sido abandonado a su suerte, sin apoyo de los hermanos de la UE, lo que pone de manifiesto la fragilidad del proyecto europeo.

Lo que es aún más perjudicial es que, con la economía prácticamente paralizada debido al bloqueo necesario por el virus, algunos socios de la UE se niegan a considerar la emisión de "coronabonos" para inyectar liquidez en el sistema en toda la eurozona. Así, los gobiernos individuales se ven abandonados a su suerte, privados de una herramienta básica de la política pública: la regulación de la oferta monetaria y la provisión de paquetes de estímulo para la economía. Un proyecto construido sobre la desconfianza y la falta de solidaridad, acuerdos que sólo benefician a una parte y no al conjunto, no puede durar mucho tiempo.

Por lo tanto, lanzamos una dura advertencia sobre el futuro del proyecto europeo y hacemos un llamamiento a los dirigentes de los Estados miembros y de las instituciones centrales de la UE para que se sienten con plena conciencia de sus responsabilidades históricas y elaboren un plan que beneficie a todos los países y ciudadanos europeos. Esto debería haber ocurrido ayer, pero no puede esperar más allá de mañana.

Hacemos un llamamiento a los dirigentes de los 14 Estados miembros de la UE que actualmente están a favor de los "eurobonos" -Francia, Italia, España, Bélgica, Grecia, Portugal, Eslovaquia, Irlanda, Lituania, Eslovenia, Letonia, Estonia, Chipre y Luxemburgo- para que, con el apoyo de cualquier otro país de la UE con ideas afines, tomen medidas inmediatas para establecer una Federación Europea mediante la adopción de un Constitución Federal. Al unir así sus fuerzas y crear instituciones de verdadera unidad y apoyo mutuo, dicha Federación podrá hablar con una sola voz en el Consejo Europeo y ante las demás instituciones de la UE, incluido el Banco Central Europeo e incluso el resto del mundo.

En una Federación bien estructurada, una Constitución Federal garantiza una clara división entre los poderes de los órganos federales y los poderes de los Estados miembros soberanos. Un órgano federal central sólo se ocupa de las intereses comunes de todo los Estados miembros y los ciudadanos (los derechos civiles, la protección del medio ambiente, el problema del cambio climático, la crisis migratoria, la política exterior/defensa, la moneda común y, por supuesto, las emergencias como la actual pandemia de Covid19). En todos los demás ámbitos, los Estados miembros seguirán siendo soberanos, conservando sus propias instituciones, tradiciones, etc. No habrá exclusiones, ni espacio para el egoísmo nacional partidista.

Esperamos que, con el tiempo, todos los países de la UE acepten unirse a una entidad política más unida de este tipo. Sin embargo, por el momento, los países menos favorecidos por los planteamientos y políticas de la UE tendrán que ser los que den vida a la Federación y negocien el cambio.



31 de marzo de 2020

Leo Klinkers, Presidente y cofundador de la F.A.E.F. (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Lorenzo Sparviero, cofundador de la F.A.E.F. (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Michel Caillouët, cofundador de la F.A.E.F. (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Catherine Guibourg, cofundadora de la F.A.E.F. (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Peter Hovens, cofundador de la F.A.E.F. (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Mauro Casarotto, secretario y cofundador de la F.A.E.F (Alianza Federal de Federalistas Europeos);

Georgios Kostakos, FOGGS (Fundación para la Gobernanza Global y la Sostenibilidad), Director Ejecutivo;

Martina Scaccabarozzi, + Europa Milano;

Koen van Bremen, Federalismo para la paz;

Francesco Paolo Sgarlata, director de Europe Today.

>
es_ESEspañol